ico-blog-pistola

Inyectores sin aguja para la vacunación intradérmica porcina: la importancia de la precisión

Share on twitter
Share on linkedin

Puntuación media

[yasr_visitor_votes size="medium" readonly="yes"]
Share on twitter
Share on linkedin

Aunque existen muchos sistemas de administración que facilitan la aplicación intradérmica de las vacunas (Kis et al., 2012), en cerdos, los inyectores sin aguja son, sin duda, los más utilizados (Figura 1). La aplicación intradérmica de las vacunas con un inyector sin aguja implica la administración de un pequeño volumen de vacuna de aproximadamente 0,2 ml.

Figura 1. Hipradermic® 3.0, dispositivo sin aguja para la aplicación intradérmica de vacunas en producción porcina.

La aplicación intradérmica de vacunas con un inyector sin aguja ofrece muchos beneficios, especialmente en lo que respecta a la ausencia de utilización de agujas, tales como: la eliminación de la posibilidad de agujas rotas y de daños en las canales, o el riesgo de lesiones accidentales por pinchazo de aguja para los empleados.


También reducen el riesgo de propagación de enfermedades virémicas, tales como el vPRRS, que se produce cuando se reutiliza la misma aguja o la misma jeringa en varios animales.

Además, la vacunación sin aguja mediante inyección intradérmica ofrece muchas ventajas en comparación con otros tipos de vacunación; es una técnica menos invasiva y produce menos ansiedad y dolor al animal.


Se ha demostrado que reducir el dolor y el estrés de los cerdos en producción incrementa su bienestar general y su capacidad de crecimiento (Martínez-Miró et al., 2016).


Mecanismo sin aguja

El mecanismo de los inyectores sin aguja se basa en el principio de impulsar con fuerza un líquido a través de un pequeño orificio, de forma que se genera una corriente de alta presión para penetrar en la piel a gran velocidad (aproximadamente 100 m/s).

El impacto del líquido sobre la piel genera un orificio a través del cual se introduce el líquido en el tejido sin ayuda de una aguja.

La administración de una formulación líquida mediante un inyector puede dividirse en tres etapas generales, que necesitan un tiempo total inferior a 0,3 segundos:

En la primera, se observa una fase de presión máxima, una presión óptima utilizada para penetrar en la piel (Figura 2. Perfil de presión: A).

A esto le sigue la fase de dispersión. B), que proporciona una dispersión amplia del líquido en el tejido ya que fuerza una vía a través de las regiones de baja resistencia, lo que da lugar a una distribución amplia de la vacuna en forma de tela de araña.

Se cree que esta amplia dispersión de la vacuna aumenta la exposición del antígeno a las células presentadoras de antígeno, lo que da lugar a una mayor respuesta inmunitaria.

Por último, se produce la fase de reducción (Figura 2. Perfil de presión: C).


El perfil de presión uniforme de un inyector sin aguja garantiza un proceso homogéneo en el que se vacuna cada animal a la profundidad del tejido seleccionado (Chase et al., 2008).

Figura 2. Representación de las tres fases de presión distintas de un dispositivo sin aguja durante la administración intradérmica de una vacuna en la piel de un cerdo.

Vacunación: aplicación intradérmica

En el caso de la aplicación intradérmica de vacunas, es importante ajustar de forma adecuada la presión y la fuerza del dispositivo sin aguja para garantizar el depósito de la vacuna específicamente en la capa de la dermis (Figura 3).

Figura 3. Distribución intradérmica y transdérmica de una vacuna específica en la piel de un cerdo con distintos dispositivos inyectores sin aguja, mostradas mediante rayos X. Administración de la vacuna en la región posterior del cerdo (A) y en la región del cuello del cerdo (B). Estudio interno.

Cuando se deposita una vacuna intradérmica fuera de la capa de dermis, no puede garantizarse la eficacia esperada.

Por lo tanto, es importante destacar que no todos los inyectores sin aguja disponibles en el mercado son capaces de tener la misma precisión para garantizar la administración satisfactoria de la vacuna en la capa de dermis.


Referencias bibliográficas:

Chase C.L., et al (2008). Swine Health Prod, 254-260
Kris E.E, et al. (2012). Vacuna, 30(3):523-38
Martinez-Miro S., et al. (2016). Vet Res., 12: 171
Taberner A., et al. (2012). Medical Engineering & Physic 34:1228-1235

¿En qué medida le ha sido útil esta información?

[yasr_visitor_votes size="medium"]

Publicaciones relacionadas

Basic Personal Data Protection information (es):

Controller: LABORATORIOS HIPRA, S.A.
Purposes: Managing the contractual and/or business relationship with HIPRA, including sending news, promotions and invitations to events sponsored by HIPRA.
Lawful basis: Performance of the contractual relationship and HIPRA’s legitimate Interest.
Recipients: Third parties to which HIPRA has entrusted cloud computing, security, auditing, mailing, technical and computer support services, as well as companies in its group.
Rights: Request access to and rectification or erasure of personal data and other rights as explained in the additional information. You can seeview the detailed additional information about data protection in our Privacy Policy.

For further information, please check our detailed information on Data Protection.